¡Hasta la próxima travesía! - Escuela Infantil Teo

¡Hola, papás, mamás y pequeños de TEO!

Cuando comenzamos el curso y nos propusimos “Fly me to the Moon” como hilo conductor de nuestro proyecto para desarrollarlo a lo largo de todo el año escolar, lo hicimos pensando en las experiencias que viven vuestros hijos e hijas desde que nacen hasta los tres años, edad hasta la que nos acompañan en TEO. En cómo la exploración de su entorno y de su propio cuerpo les permite vivir unas experiencias nuevas y únicas que les enriquecerán enormemente y forman sin duda la base fundamental en su formación adulta.

Nunca pensamos que nuestra nave destino a la luna cambiaría su rumbo y nos devolvería a la tierra a explorar sin duda algo que hemos vivido todos, pequeños y mayores, por primera vez. Nos hemos sentido y nos sentimos aún exploradores de nuestro propio planeta en el que, aunque nos encontramos no nos reconocemos. La navegación sin duda se nos ha ido de las manos.

Como todos los imprevistos que surgen en una travesía espacial hemos tenido que suplirlos con imaginación, medios técnicos diferentes, y capacidad de adaptación que nuestros peques han demostrado sin dejar lugar a dudas adaptándose a una situación tan difícil como desconocida. Y sin pretenderlo, todos en familia nos hemos convertido en tripulantes de un cohete sin demasiado espacio para convivir y sin demasiadas oportunidades para responder a nuestra naturaleza humana de movimiento y exploración interior.

Os felicitamos por el esfuerzo familiar, por la superación de las dificultades e incertidumbres, por la capacidad de adaptación, por los ánimos, por no bajar la guardia y por saber encontrarle ese momento educativo a todo lo que hemos estado viviendo en este tiempo.

 

Son muchas las cosas que nos hubiera gustado enseñarles a los peques de TEO en este tiempo interrumpido en marzo. Muchos acompañamientos en su camino hacia la luna y hacia el cole de mayores. Un planeta desconocido en el que aterrizarán en septiembre y que será más desconocido que nunca con un montón de normas nuevas y de restricciones quizá de movimientos y de contactos físicos. Desde TEO os animamos a enfrentar este reto con ilusión, ¡Estamos haciendo Historia! y sin dejar que el miedo os paralice. Vuestros hijos tienen que seguir avanzando en su recorrido escolar y estamos seguras de que lo harán a la perfección.

Haz sopa espacial con tu pequeño explorador. Maravillosamente

¿Qué podemos hacer los adultos para facilitar un poquito las cosas?

• Lo que más confianza va a aportar a los peques que aterricen en el cole en septiembre va a ser la CONFIANZA que depositéis en ellos y en que las cosas van a salir bien. Tratad de sobreponeros a vuestros miedos de adultos hablándolos entre vosotros o solicitando ayuda si la necesitáis para no transmitir vuestra ansiedad a los pequeños.
• Fomentad en ellos toda la autonomía posible durante este verano. Dejadles que hagan las cosas solos tratando de acompañar sin intervenir. Adaptar las condiciones a sus propósitos (si no llegas te facilito un lugar más alto mientras vigilo, si quieres echar tú sólo la leche te doy un brick con una medida especial para que no se derrame, te dejo que aprendas a vestirte solo, a ponerte las zapatillas…)
• Facilitad la propia elección proporcionando opciones limitadas. Elegir es una herramienta de empoderamiento ante la toma de decisiones que os agradecerán muchísimo en esta edad en la que están reafirmándose como personitas individuales. “¿Qué camiseta quieres ponerte la azul o la verde?” Sólo dos opciones pero que sea él o ella la que elija.
• Tratad de estimular su expresión y de fomentar su vocabulario. Favorecer su esfuerzo a la hora de explicarse, de pedir las cosas, de contar un cuento. Esto le ayudará mucho a expresar sus necesidades de forma confiada.

¡Hasta Siempre!

No hace falta que os digamos lo diferentes que nos hubieran gustado que fueran las cosas y la ilusión que nos hubiese hecho, como todos los años, terminar nuestro curso, cerrar una etapa tan maravillosa y celebrar la salida de TEO hacia el cole de mayores con una emocionante graduación o simplemente despedirnos de los peques que volverán en septiembre a reencontrarse en TEO. No ha podido ser así, pero a todos y todas, grandes, pequeños y pequeñas os mandamos un beso enorme y os deseamos toda la suerte del mundo en el nuevo viaje.
Ya sabéis que siempre podéis contar con TEO para lo que necesitéis y que esperamos seguir viéndonos en nuestras celebraciones, campamentos y días sin cole.