ACTIVIDADES DIARIAS DIRIGIDAS:

Siguiendo la programación de aula correspondiente, se realizan a lo largo de la jornada actividades encaminadas a conseguir los objetivos propuestos para cada edad. En todas las actividades se trabajan simultáneamente diversos aspectos del desarrollo de cada alumno. Una pequeña muestra:

  • Actividades plásticas con diversos soportes y materiales (papel seda, papel charol, periódico, fichas, papel continuo, cartulina, pintura de dedos, ceras, yogur, nocilla... )

  • Actividades de estimulación temprana: bits de inteligencia, audiciones musicales, reconocimiento de imágenes, audiciones temáticas de sonidos, reconocimiento de texturas y sabores...

  • Canciones con gestos con las que se trabajan también los conceptos a aprender: colores, partes del cuerpo, miembros de la familia, sonidos de animales...

  • Actividades motrices, tanto de psicomotricidad fina (enhebrar, ensartar, hacer torres, despegar, pegar, arrugar, recortar...) como de gruesa (correr, saltar, trepar, deslizarse, gatear,...) encuadradas en una estudiada programación mensual de objetivos.

  • Actividades de socialización: asambleas, juegos de grupo, juego simbólico...

  • Actividades de refuerzo del lenguaje: canciones, juegos de palabras, análisis colectivos de imágenes, cuentos, conversación dirigida...

  • Biblioteca, puzzles, aros, construcciones...

Todas estas actividades se programan tanto en inglés como en español a partir de los 2 años de edad, con la presencia y trabajo simultáneo de la educadora de habla inglesa (nativa) y la tutora de aula.