Este es ya segundo año que llevo a mi hijo a Teo. Él está muy contento. El trato, el cuidado y el cariño que recibe lo valoro mucho, así como la profesionalidad del equipo, las actividades que llevan a cabo, la información que recibo de su día a día y principalmente la seguridad que tengo al dejarle, sé que va a estar bien.